sábado, 6 de agosto de 2016

Velázquez...

Autorretrato, hacia 1640
Óleo sobre lienzo
45,8 X 38 cm
Museo de Bellas Artes de San Pío V, Valencia


Procedente de la nobleza portuguesa por parte de padre, Diego Rodríguez de Silva y Velázquez nació en Sevilla en 1599 y falleció en Madrid tal día como hoy, el 6 de agosto de 1660. Considerado como el pintor más importante del Siglo de Oro español, Velázquez no se dará a conocer fuera de España hasta pasado un periodo de tiempo bastante largo.

El panorama cultural del siglo XVI en España (como en el resto de Europa) se encontraba bajo el velo del arte italiano. Pero a pesar de esta circunstancia, durante la Reforma y la Contrarreforma, la Iglesia se convirtió en el mayor cliente para los artistas, y el único con poder para dictar nuevos temas y  el modo de representación.

Bajo este ambiente artístico se formó Velázquez quien, a los 12 años, ingresó como aprendiz en el taller de Francisco Herrera el Viejo al que abandonaría más adelante, para trabajar junto al teórico del arte y su futuro suegro Francisco Pacheco.

Ya casado con Juana Pacheco, viajará a Madrid con el deseo de introducirse en la corte real y obtener el título de Pintor del Rey, pero sin poder disfrutar de un salario fijo, como solían ser las costumbres de la época. Ya en la corte, Velázquez ascenderá rápidamente hasta convertirse en Mariscal en 1652. Tras su primer viaje a Italia y el encuentro con Rubens, en 1643 es nombrado pintor de la Cámara Real, título que le permitiría viajar cinco años más tarde,  y por segunda vez consecutiva a Italia, con el fin de adquirir nuevos cuadros para la Colección Real española.

Finalmente, dos años antes de su muerte, y tras pasar un largo proceso en el que le resultará imposible demostrar que nunca se ganó la vida como artesano -ya que así lo estipulaba la ley para todos los que trabajaban con las manos-, el rey quiso recompensarle por su maestría y su brillante trayectoria profesional, otorgándole el mejor galardón al que se podía aspirar: la medalla de Caballero de la Orden de Santiago.

“Ahí le tenemos, al verdadero pintor de la realidad”: Pablo Picasso sobre Velázquez. 


El aguador de Sevilla, 1620 aprox.
Óleo sobre lienzo
106,7 X 81 cm
Wellington Museum, Londres




La fragua de Vulcano, 1630
Óleo sobre lienzo
223 X 290 cm
Museo del Prado, Madrid



Cristo crucificado, 1631-1632
Óleo sobre lienzo
248 X 169 cm
Museo del Prado, Madrid


Venus del espejo (1647- 1651)
Óleo sobre lienzo
122 X 177 cm
National Gallery, Londres



Las Meninas, 1656
Óleo sobre lienzo
318 x 276 cm
Museo del Prado, Madrid



¡Un saludo a tod@s!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué os ha parecido, chic@s? :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...